El cooperativismo impulsa un ambicioso proyecto para las economías regionales

El cooperativismo impulsa un ambicioso proyecto para las economías regionales

Compartir

Las economías regionales necesitan mayor acceso al crédito. En una propuesta que promueve el desarrollo de la agroindustria focalizada en las economías regionales, fueron presentadas las ideas ejes de un proyecto de ley para fomentar el acceso al crédito por un monto cercano a los mil millones de dólares

La iniciativa fue presentada en el marco del Primer Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial que se realizó en Buenos Aires. Ya  está en manos de los gobernadores y se estima que llegará en una semana al Congreso para su debate.

La propuesta es ambiciosa, dado que promueve el desarrollo de todo lo que engloba a la agroindustria focalizada en las economías regionales, dándole previsibilidad a un sector que en 2017 generó exportaciones por u$s 36.000 millones, lo que significó un aporte del 10% del PBI.

“La ley busca darle personería jurídica a los proyectos asociativos, como los consorcios camineros, para que sean sujeto de crédito y tengan los mismos beneficios que las Pymes”, resaltó el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto. “También trata de buscar otras orientaciones en el sistema financiero, prevenir el riesgo climático y fondos con menor impacto fiscal para crear alternativas y solucionar el déficit de habitación, energético y caminos”, agregó.

En su discurso Iannizzotto destacó que “no hay lugar para más impuestos”, al rechazar de esta forma el retorno de las retenciones, más aún en las economías regionales, que hoy sufren costos como energía y mano de obra.

El productor fue crítico con la banca, al sostener que “el crédito en la Argentina es sólo el 14% del PBI y de ese porcentaje el campo sólo recibe el 1,4% a pesar de todo lo que aporta”.

Frente a eso, el proyecto promueve la creación de cooperativas de crédito junto a otros modelos asociativos productivos rurales como Sociedades de Garantía Recíproca, con el objetivo de convertir productores en sujeto de crédito.

También impulsa la creación de un fondo anticíclico para hacer frente a las contingencias climáticas.

“Podríamos crear un fondo de economías regionales de casi u$s1.200 millones y al mismo tiempo poder dotar al INTA de cantidades similares para programas regionales de valor agregado y a la Cancillería con otros u$s1.500 millones”, dijo Iannizzotto.

Además se hará un programa habitacional rural que permitirá construir 100.000 viviendas con el objetivo de fomentar el arraigo y a su vez aumentar el empleo en los distintos núcleos regionales.

 

Si el proyecto de ley se concreta, la Argentina podría sumar u$s12.000 millones en concepto de exportaciones en un lapso de 5 años y 20.000 puestos de trabajo directo e indirecto.