lunes 28 de noviembre de 2022
Inicio Agricultura El complicado escenario del mercado interno de la alfalfa

El complicado escenario del mercado interno de la alfalfa

La Cámara que agrupa a los grandes proveedores de alfalfa en la Argentina afirma que hay mercadería disponible para el mercado interno, pero “las condiciones de sequía en algunas zonas, los costos de transporte y los intermediarios están desfasando los precios hasta un 50% más”.

Durante los últimos meses, productores de Buenos Aires y La Pampa principalmente, así como también muchos de la región sur de Córdoba y Santa Fe, donde primero las heladas y luego la sequía pegaron fuerte, han tenido serios inconvenientes para hacerse de alfalfa a precios “razonables” y poder incluir esta pastura en la dieta de sus animales de manera regular y con calidades adecuadas.

Hay faltantes de rollos y fardos, principalmente en las regiones que no tienen polos de producción cercanos y que durante octubre no recibieron lluvias suficientes; y si se consiguen, hay que estar dispuestos a pagar sobreprecios. Esto sucede mucho en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, donde el flete influye notoriamente en el aprovisionamiento de la mercadería.

“Alfalfa disponible hay, pero muchas veces hay que levantar el teléfono, tomarse un tiempo y buscar opciones, más en un contexto como el actual”, señala José Brigante, quien fue reelecto recientemente al frente de la Cámara Argentina de la Alfalfa, entidad que agrupa un 90% de la exportación de este cultivo en el país.

Estas opciones deben tener en cuenta no sólo calidades y precios, sino también el transporte, un factor que actualmente está influyendo mucho en el precio final; así como los intermediarios, que obligan a pagar un plus en el precio para los casos de urgencia ante la necesidad de alimento.

“Hoy se pueden conseguir camiones que cobran unos $280 el kilómetro y otros que cobran $400. Por lo general, los primeros están casi siempre ocupados y tenés que recurrir a valores más aproximados al segundo. Entonces, al multiplicar este precio por el costo de un flete a Buenos Aires, que puede rondar los 700 kilómetros desde los polos industriales de Córdoba por ejemplo, estamos pasando de un valor de $21 pesos el precio del kilo de megafardo, a unos $30 o más”, indicó.

Destacó además que desde Córdoba llega una alfalfa industrial, de fardo grande, de unos 700 a 800 kilos, y desde Santiago del Estero, que es otro polo productivo de alfalfa en crecimiento, un fardo chiquito, de unos 20 kilos aproximadamente.

Cabe señalar que la Cámara Argentina de la Alfalfa publica precios promedios nacionales de grandes y medianas industrias que forman parte de la entidad, como Pellfood, Alfacal, INCO Patagonia S.A, Alfalfa y Forrajes de la Patagonia, entre las más reconocidas dentro del sector y a la que se suman muchos importantes proveedores, principalmente dentro de la provincia mediterránea.

Fuente: Extractado de TodoAlfalfa.com

AnteriorSigue el deterioro de los indicadores del feedlot
SiguienteLa presidente de la Rural San Luis denunció que un grupo de disidentes se llevó los libros de la entidad