Derivaciones de las fotocopias mirando hacia Agroindustria…

Derivaciones de las fotocopias mirando hacia Agroindustria…

Compartir
Luis Etchevehere. A su lado Goldstein, en una reunión con Dujovne.

La causa de las fotocopias de los cuadernos supuestamente escritos por el chofer Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta,  que investiga el juez Claudio Bonadío, está trayendo derivaciones de todo tipo generando un alto grado de preocupación entre directivos de las empresas del interior del país y dirigentes políticos.

En las últimas semanas se allanaron unas 70 compañías concesionarias de obra pública en varias provincias. Entre estas firmas se encuentra Cleanosol, cuyo propietario es el empresario agropecuario Martín Goldstein.

Goldstein fue director de Prensa de la Sociedad Rural (SRA) durante los mandatos de Luis Miguel Etchevehere (2012-2017) y es el hombre de confianza del secretario de Agroindustria a pesar de no tener un cargo formal en esa cartera.

Además de ser propietario de Cleanosol, Goldstein posee un campo sobre la ruta 47 entre Luján y Navarro donde cría toros Brangus, es presidente de Cabaña Tres Cruces y uno de los mayores exportadores de semen a Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

A mediados del año pasado, Goldstein estuvo en el centro de la polémica porque su nombre apareció como el principal aportante a la campaña electoral del PRO a nivel personal con una suma cercana a los 3,5 millones de pesos.

La cercanía a Etchevehere lo convierte a Goldstein en un hombre activo en política. En las últimas elecciones en La Rural jugó abiertamente para la candidatura de Alberto Ruete Guemes que finalmente terminó perdiendo contra Daniel Pelegrina.

En el campo cuentan que Goldstein está trabajando en instalar la necesidad de que la Secretaría de Agroindustria vuelva a tener rango de Ministerio para recuperar las atribuciones y, en definitiva, empoderar a Etchevehere.

Los que conocen las internas de la Casa Rosada destacan que la llegada de Etchevehere a la cartera del campo -después de las legislativas de 2017- se debió a los aceitados contactos de Goldstein con altos funcionarios del Gobierno nacional.

“Goldstein no pretende tener un cargo formal en Agroindustria porque, a través de sus compañías, tiene contratos con el Estado y entraría en un terreno difícil de sortear en términos políticos”, remarcó una fuente cercana al empresario.

Cabe mencionar que Goldstein fue el que impulsó -junto a Nicolás Pino- el bono de 500 mil pesos que La Rural le pagó a Etchevehere en noviembre de 2017 días antes de que asuma en Agroindustria, tal como reveló en exclusiva este medio.

Como sea, Cleanosol -con sede en Avellaneda- es una compañía con 50 años de trayectoria en la industria que se especializa en todo lo que respecta a la construcción de caminos, señalización (cartelería), seguridad vial y conservación de pavimentos.

Bonadío ordenó allanar Cleanosol con el objetivo de retirar información sobre la composición accionaria de la firma en el marco de la investigación de pagos de sobornos a funcionarios kirchneristas para ganar licitaciones de obra pública.

Entre los principales clientes de Cleanosol se cuentan Vialidad Nacional, Dirección de Vialidad de la provincia de Buenos Aires, Gobierno de la Ciudad, Autopistas Urbanas, Autopistas del Sur y Municipalidad de Pilar, entre otros.

Cleanosol también tiene participación en la obra pública en las provincias de Mendoza, Santa Fe, La Pampa, Chubut, Neuquén y Santa Cruz comercializando además productos de seguridad vial de alta tecnología (caños, pantallas y láminas reflectivas).

Fuente: La Política On Line