Inicio Agroindustria Caravana en San Luis por  «Vicentin para el pueblo»

Caravana en San Luis por  «Vicentin para el pueblo»

El pasado viernes 26 de junio, se observó una caravana de vehículos por el centro de la ciudad de San Luis bajo la consigna “Vicentin para el pueblo”. Más de 25 vehículos transitaron desde la Ex Estación de trenes y actual centro cultural José La Vía por el Bulevar Illia hasta la plaza y regresaron al lugar de partida.

La caravana estaba integrada por productores y ciudadanos que al sonido de las bocinas de sus vehículos reclamaron por la intervención del mencionado grupo por parte del Estado. Cabe mencionar que el grupo ocupa un lugar destacado en el sector, alcanzó el 30% de la venta y acopio de cereales en nuestro país.

El tema Vicentín volvió a reflejar las divisiones que existen en nuestra sociedad, que se expresan en todos los frentes: agropecuarios, industriales, sociales, culturales.

En el terreno agropecuario quienes están en contra de la intervención son representados por el poder fuerte del campo como la Sociedad Rural Argentina, CRA, Cartez, Carbap y las sociedades rurales del interior del país. Del lado que se apoya la intervención del Estado están los cooperativistas estafados por la empresa y los que no también, los pequeños productores y los productores de la agricultura familiar.

En San Luis la situación tiene su réplica. El sábado 20 hubo una movilización de la Sociedad Rural Río Quinto en la ciudad de Villa Mercedes. Mientras que el viernes 26 se movilizaron una serie de organizaciones del agro que apoyan la intervención de Vicentin.

De la acción participaron, entre otros, dirigentes del Foro Provincial de la Agricultura Familiar, de la Corriente Agraria Nacional y Popular, CANPO, de gremios, de organizaciones sociales y políticas.

El reclamo es por diversos motivos; entre ellos los organizadores mencionaron «los más de 1900 productores agropecuarios que de no progresar la intervención, no cobrarán sus acreencias con el grupo por más de $25.000 millones; más de 500 proveedores, entre los que hay gran cantidad de PyMEs y cooperativas agrícolas no cobraran por los insumos y servicios brindados por $40.000 millones; más de 2000 trabajadores corren peligro de no cobrar sus salarios y peor aún, pueden perder sus trabajo. Por último, más de $18.000 millones nunca serán recuperados por el banco estatal argentino, todo ello sin mencionar los miles de millones que debe en impuestos al fisco».

También sostienen que se deberá investigar cómo es que el director del Banco Nación, durante la gestión de Mauricio Macri como presidente, Javier Gonzalez Fraga «le otorgó créditos por $18.000 a una empresa que supuestamente se encontraba en un proceso de estrés financiero. Dineros, que hoy, los responsables del grupo, no pueden justificar su destino. Y no podemos olvidar que el grupo Vicentin fue uno de los principales aportantes de la campaña del ex presidente Macri».

Los ciudadanos auto convocados, el viernes recordaron las tierras entregadas a esa empresa por el ex presidente de facto Juan Carlos Onganía, o la entrega del puerto profundo de Paraná durante la última dictadura, como así también los más de u$s 2 millones que el ex ministro Cavallo le estatizó en 1982 siendo presidente del Banco Central.

Pero no sólo fueron cuestionamientos; los dirigentes de CANPO recalcaron que la intervención desde YPF agro y una posible unión con Vicentin, se traduciría en el mayor grupo empresario agro industrial de capitales nacionales en participar de la economía argentina y latinoamericana, lo que pondría a dicho grupo en la competencia mundial junto a las grandes.

A su vez, los manifestantes, varios de ellos productores, reclamaron a organizaciones representantes del agro, que «estén a la altura de la circunstancias». Entre ellas, a Cartez, que «emitió un comunicado aterrador contra la medida tomada por el gobierno, olvidándose de los casi 2000 productores que fueron estafados por la empresa».