Inicio Ganadería Buscan reducir un 30% el impacto de la producción de carne en...

Buscan reducir un 30% el impacto de la producción de carne en el calentamiento global para el 2030

Desde la Mesa Redonda Global para la Carne Vacuna Sostenible trabajarán en el desafío de mitigar el cambio climático, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, proteger la vegetación nativa y el bienestar animal.

Con el compromiso de avanzar y mejorar la cadena de valor, y reducir el impacto neto de la carne vacuna en el calentamiento global a nivel mundial, la Mesa Redonda Global para la Carne Vacuna Sostenible (GRSB) estableció sus objetivos de sostenibilidad. Estos serán dirigidos e implementados por sus miembros.

Uno de los mayores desafíos que enfrenta el mundo hoy en día es el cambio climático y la industria mundial de la carne vacuna tiene un papel clave que desempeñar para mitigarlo. A través de su red mundial de miembros, la GRSB tiene la intención de impulsar el progreso en la carne vacuna sostenible estableciendo objetivos ambiciosos en torno a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la mejora del uso de la tierra y el incremento de las mejores prácticas en el bienestar animal.

Las tres áreas clave de enfoque descritas en estos objetivos se han identificado cuidadosamente para reflejar los temas prioritarios para el avance y la mejora. La misión de la GRSB es garantizar que la carne vacuna mantenga una cadena de suministro global sostenible y solidifique su papel como parte de un sistema alimentario sostenible.

Ruaraidh Petre, director ejecutivo de la Mesa Redonda Global para la Carne Vacuna Sostenible, dijo: “El mundo depende de la carne vacuna y la industria depende de un mundo saludable para producirla. Es por eso que hay un impulso creciente en la industria para proteger y nutrir los recursos naturales de la tierra”. Agregó que “la discusión sobre la sostenibilidad de la carne vacuna es más importante ahora que nunca; y reconocemos la necesidad de que la carne vacuna sea ambientalmente más racional, socialmente más responsable y más viable económicamente”.

Petre además explicó que los objetivos que se proponen desde la GRSB “son un compromiso de la industria mundial de la carne vacuna, que articula el papel y la responsabilidad que asumimos juntos para lograr un ecosistema más sostenible”.

“Nuestras metas son ambiciosas y es posible que aún no tengamos todas las soluciones para lograrlas. Al concentrar nuestros esfuerzos, nuestro objetivo es inspirar la investigación y la inversión en ciencia e innovación que desbloquearán su impacto potencial”, indicó Ruaraidh Petre.

Por su parte, Cherie Copithorne-Barnes, cuarta generación de productores ganaderos de Canadá, manifestó que “la carne vacuna no solo es parte de un sistema alimentario vital, sino de una industria de cien mil millones de dólares que apoya a los agricultores, ganaderos, familias y comunidades en casi todos los países del mundo”.

Cherie Copithorne-Barnes aseguró que “ya se está haciendo mucho para preservar los pastizales, adoptar prácticas regenerativas, proteger los bosques, mejorar el secuestro de carbono y optimizar los recursos, pero existe un fuerte reconocimiento de la necesidad y la oportunidad de hacer más”.

Para finalizar, afirmó que «la Mesa Redonda Global para la Carne Vacuna Sostenible es una red mundial de personas y organizaciones que lideran este cambio positivo, y estos objetivos representan el nuestro: salvaguardar el mundo natural».

OBJETIVOS

1 – Clima: Reducir el impacto del calentamiento global en un camino hacia la neutralidad climática 

GRSB tiene como objetivo reducir globalmente en un 30% el impacto neto del calentamiento global por unidad de carne vacuna para 2030, en un camino hacia la neutralidad climática. En línea con los objetivos mundiales de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados para 2030, los miembros de la GRSB implementarán e incentivarán la producción, el procesamiento y el comercio de carne vacuna climáticamente inteligente, al tiempo que salvaguardan y construyen sobre las reservas de carbono en el suelo y los paisajes.

Reducir los gases de efecto invernadero en la atmósfera requiere tanto la reducción de emisiones como el secuestro de carbono, lo que convierte a la agricultura en un actor clave en el secuestro positivo de carbono en los suelos: el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) estima que los pastizales por sí solos podrían secuestrar de 54 a 216 millones de toneladas de carbono anualmente para 2030. Muchos miembros de GRSB, incluidos todos los procesadores, los principales minoristas y varias organizaciones de productores, ya han establecido objetivos que se alinean con el objetivo más amplio de la GRSB.

Los miembros de la Mesa Redonda también se comprometen a invertir en investigación y desarrollo de prácticas, herramientas y conocimientos climáticamente inteligentes. Ya se han realizado inversiones en áreas que incluyen un análisis detallado del secuestro de carbono; los miembros ahora verán más allá de cómo gestionar el secuestro de carbono y cómo se puede medir de manera más eficaz de forma continua.

2 – Uso de la tierra: Garantizar que la cadena de valor de la carne vacuna sea un contribuyente neto positivo a la naturaleza

Para el 2030, la GRSB y sus miembros se asegurarán de que la cadena de valor de la carne vacuna sea un contribuyente neto positivo a la naturaleza. La creencia de la Mesa Redonda es que la producción sostenible de carne vacuna puede y debe tener un impacto neto positivo en la naturaleza. Para lograr este objetivo, la GRSB trabajará con mesas redondas nacionales y regionales para establecer métricas de medición para medir, rastrear, informar y verificar el progreso de manera efectiva.

Muchos productores y agricultores ya son contribuyentes netos positivos a la naturaleza. Los miembros de la GRSB financiarán, generarán, desarrollarán, apoyarán y compartirán prácticas a lo largo de toda la cadena de valor que están diseñadas para mantener y restaurar las tierras de pastoreo, mejorar la resiliencia, conservar los bosques, los pastizales y la vegetación nativa, aumentar la biodiversidad y ayudar a revertir el deterioro ecológico.

La GRSB está trabajando con sus miembros y partes interesadas clave para eliminar la deforestación ilegal y la conversión ilegal como una prioridad. Los ganaderos tendrán acceso a mayor financiamiento de los miembros dentro de la Mesa Redonda y reconocimiento a aquellos que no contribuyan a la deforestación, más allá de las legislaciones vigentes.

Se reconoce ampliamente que los avances científicos desempeñarán un papel fundamental en cada objetivo, de ahí la inversión en investigación y desarrollo. Los miembros de GRSB fomentarán la adopción de prácticas de gestión de la tierra basadas en la ciencia que mantendrán suelos más saludables, generarán un secuestro adicional de carbono, promoverán el uso eficiente del agua y aumentarán la biodiversidad, protegiendo la flora y la fauna.

3 – Salud y bienestar animal: proporcionar al ganado una buena calidad de vida

Los miembros de GRSB centrarán sus esfuerzos en continuar mejorando la calidad de vida del ganado, lo que se logra mediante una mayor adopción de las mejores prácticas en la prevención de enfermedades, medidas de tratamiento, manejo del ganado y genética apropiada.

Los miembros de la Mesa Redonda trabajarán juntos con los ganaderos, para fomentar el aprendizaje continuo y la adopción de las mejores prácticas en toda la cadena de suministro de carne que mejorarán el bienestar y aumentarán la capacidad del ganado para prosperar de acuerdo con la Organización Mundial de Sanidad Animal. Aumentarán las oportunidades de capacitación en un 25% en función de los niveles de 2020 y así ayudar a garantizar que se implementen prácticas responsables, como garantizar la comodidad, permitir que los animales expresen patrones normales de comportamiento y mitigar el dolor.

Los miembros de la GRSB desarrollarán o adoptarán un seguimiento práctico de la efectividad de la capacitación, mientras continúan enfocando sus esfuerzos en minimizar la morbilidad y la mortalidad con mejoras mensurables para cada una. Se alentará a todos los socios de la cadena de valor, desde el campo hasta el plato, a apoyar e invertir en la mejora continua de la salud y el bienestar del ganado.

Acerca de la Mesa Redonda Global para la Carne Vacuna Sostenible

La Mesa Redonda Global para la Carne Vacuna Sostenible (GRSB) es una red mundial de personas y organizaciones que impulsan el progreso de la carne sostenible. A través de su mesa redonda global y 12 mesas redondas regionales, GRSB tiene más de 500 miembros, que trabajan en 24 países diferentes. En conjunto, sus miembros son responsables de más de dos tercios del comercio transfronterizo de carne vacuna.

GRSB impulsa el progreso en la carne vacuna sostenible al establecer objetivos ambiciosos en torno a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la mejora del uso de la tierra y el bienestar animal. Para ayudar a lograr estos objetivos, GRSB defiende las mejores prácticas, facilita el intercambio de conocimientos y fomenta un enfoque colaborativo.

Acerca de la Mesa Argentina de Carne Sustentable (MACS)

La Mesa Argentina de Carne Sustentable (MACS) es una Asociación que nuclea organizaciones, empresas y entidades que buscan promocionar la mejora continua de la cadena de carne argentina, aportar soluciones para trabajar los impactos de la actividad, anticipar y acelerar la respuesta ante las tendencias del mercado, presentar innovaciones en insumos, servicios y el desarrollo de nuevas líneas de financiación, y promover políticas e iniciativas de eficiencia y sustentabilidad para el sector, entre otros

La MACS es una entidad asociada a GRSB, cuenta con más de 40 miembros, que componen la cadena de valor de la carne vacuna, desde su producción hasta su comercialización, además de ONGs, empresas de insumos y servicios. Actualmente está trabajando en el diseño de indicadores para temas prioritarios nacionales, que incluye a las tres metas globales de la GRSB.