Buscan previsibilidad para el uso de biocombustibles

Buscan previsibilidad para el uso de biocombustibles

Compartir
Las provincias de la Liga Bioenergética redactarán un proyecto para dar previsibilidad al uso de biocombustibles

Hoy cerca del mediodía los gobernadores que integran la Liga Bioenergética- Córdoba, Tucumán, Santa Fe, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Entre Ríos y Buenos Aires; junto a las cámaras empresariales, se reunirán con el objetivo de ir armando las bases de un proyecto de ley para presentar en el Congreso con el fin de dar mayor visibilidad y uso a los biocombustibles. La iniciativa surge ante la falta de interés del Gobierno en avanzar en energías más amigables con el medio ambiente. La futura norma buscará que tanto el biodiésel y bioetanol, paguen cero impuesto o en su defecto que esté por debajo de lo que gravan a los fósiles.

“Estamos avanzando en un proyecto de ley para mejorar el posicionamiento de los biocombustibles dentro de la matriz energética de la Argentina”, confirmó el ministro de Desarrollo Productivo de Tucumán, Luis Fernández.

En la misma línea la secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, aseguró que las provincias “se han trazado como objetivo este año elevar un proyecto de bioenergías de forma tal que le dé previsibilidad”.

Sucede que en 2021 se vence la Ley 26.093 que precisamente tiene que ver con la “regulación y promoción para la producción y uso sustentables de biocombustibles”. Hoy no hay una intención del Gobierno en prorrogarla o elaborar una nueva.

Vale aclarar que desde la Secretaría de Energía, antes Ministerio, se descree en la capacidad productiva de los biocombustibles. Por ahora sólo se propuso elevar su corte, pero pagando un mayor impuesto.

Por si fuera poco, días atrás el único interlocutor que tenía el sector con el Ejecutivo, Agustín Torroba, dejó su cargo de director de Biocombustibles, por la “falta” de “recursos” para armar equipos y en particular estaba “cansado” de los “cambios” constantes de “jefes”, algo que no le permitía establecer un vínculo a la hora de llevar adelante un plan efectivo para la industria.

En referencia a la futura iniciativa, en primera instancia se piensa tener un amplio acuerdo para luego elevarlo al Parlamento y evitar así que la misma termine en la nada. Los puntos más importantes pasan por elevar el corte obligatorio que permita luego ampliar el mercado interno. Respecto de gravar la actividad, se propondrá imitar en parte el modelo brasileño cuyos beneficios impositivos responden más al lugar de donde proviene el biocombustible. El tema es que la Argentina tiene en el medio la Ley de Coparticipación Federal.

También está la opción del RenovaBio, un plan que en el país vecino impulsa la descarbonización de cada establecimiento que produzca el biocombustible por el cual se obtiene un certificado de sustentabilidad que se le da a la petrolera para luego intercambiar en un mercado secundario. Esto incentiva un mayor valor del producto.

La idea no es mala. Más aún si la Argentina le interesa posicionarse como país libre de carbono. Es sabido que la UE lleva la delantera en esta materia. Primero habrá que tener un amplio consenso no sólo entre las provincias sino también con el oficialismo. El año electoral puede dar pie para avanzar en algo serio y mejor todavía, si los gobernadores están detrás del futuro proyecto.

Fuente: BAE Negocios