Bianchi: “Los jóvenes son los que cambiarán los paradigmas”

Bianchi: “Los jóvenes son los que cambiarán los paradigmas”

Compartir
El presidente de la Sociedad Rural Río V, Emilio Bianchi, dijo que en la formación de los  futuros dirigentes gremiales del campo en los ateneos juveniles, “estimulamos valores como la responsabilidad, honestidad y esfuerzo”, como condiciones importantes para ingresar a la actividad gremial.
El dirigente de la rural villamercedina habló con El Semiárido tras el 11° Encuentro de Ateneos Cartez, realizado recientemente en Villa Mercedes, y recordó que le pidieron al ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere, que impulse un estudio serio y profundo para establecer por qué el precio al consumidor final de un producto agropecuario es 5,25 veces superior al que recibe el productor.
El siguiente fue el diálogo de Bianchi con este medio:
– ¿Cuesta despertar vocaciones entre los jóvenes para la actividad gremial?
Es un desafío importante, especialmente con la destacada participación de jóvenes que tuvimos en el encuentro de ateneos Cartez, que son el futuro de las sociedades rurales. Son los que harán los cambios, en especial de paradigmas, que siempre cuestan.
Aun las personas más inteligentes se resisten a los cambios, pero la juventud tiene una fuerza distinta y es importante escucharlos y ayudarlos a que participen. Cartez es una entidad importante integrada por 25 sociedades rurales.
– ¿Con qué valores los preparan?
En la actividad de los ateneos se busca hacer visible los valores  de la juventud  y humanos en general; que se respete eso, que trabajen con responsabilidad, honestidad y esfuerzo, aspectos muy importantes para la actividad gremial.
– Todas las instituciones que albergan actividad juvenil parecen estar atravesadas por cierto desánimo para involucrarse en actividades de este tipo.
La actividad gremial a veces tiene muchas ingratitudes, pero lo importante es sobreponerse a ellas, sobrevolarlas para que cuando miremos en retrospectiva ver que se han logrado los objetivos.
– El productor está habituado a caer y volverse a levantar.
Ahora, con la sequía, por ejemplo, el productor tuvo un duro golpe  en casi todo el país. Seguramente se han perdido muchas cosechas, pero el productor ya sabe que esto es así.
La gente cree a veces que los productores  siempre se llenan los bolsillos de dinero, pero no es así, porque además del esfuerzo que significa trabajar la tierra.
El agro es la base económica del país. No es solamente el primer eslabón del aparato productivo, sino que es el que más aporta a ese aparato, además de ser el sector que más trabajo aporta en el país: uno de cada seis puestos de trabajo los genera el campo.
Un dólar de cada 10 que se exportan  lo genera el campo; un peso de cada 10  que genera el valor agregado del país proviene del campo. Esto es importante para cuidarlo y tenerlo e cuenta.
El campo siempre ha sacado al país de distintas crisis y ahora también está poniendo el hombro. Ocurre que no se ve; cada productor está trabajando y no tiene tiempo de mostrar, un aspecto que lo diferencia de otras actividades.
Un tema importante que hemos planteado al ministro de Agroindustria de la Nación, es indagar bien por qué hay tanta diferencia entre el precio que recibe el productor agropecuario por sus productos y el que le llega al consumidor final, que es 5,25 veces más alto que lo que cobra el productor.
Muchas veces, el consumidor cree que es el productor el que se está quedando con esa gran diferencia y no es así.  Hay en el medio hay gente que parece estar cobrando más, pero por ahí no es así, por eso pedimos que se estudie en profundidad, porque es una forma de contrarrestar la inflación.
Recuerdo cuando estaba en la Cooperativa Láctea Artimer, en Villa Mercedes, el tambero cobrar el 50% del precio de la leche al público, cuando hoy está cobrando $5,50 el litro y llega al público a $30.