Inicio Agricultura Ayello habló sobre la relación de los ruralistas con el gobierno provincial

Ayello habló sobre la relación de los ruralistas con el gobierno provincial

En la reunión que mantuvieron las entidades del campo con Freixes se avanzó en la metodología, comentó Ariel Ayello.

“En la provincia hay un montón de jugadores aislados que trabajan por el campo. Hay que juntarlos, potenciarlos y trabajar todos en conjunto”, dijo el dirigente agropecuario Ariel Ayello, quien a su vez expresó que con el ministro de Producción Sergio Freixes acordaron una metodología de trabajo que consiste en visitas para dar respuestas puntuales en cada zona, para después acordar políticas generales de trabajo.

 

Ariel Ayello es secretario de la Sociedad Rural Río Quinto con sede en la ciudad de Villa Mercedes y vicepresidente de CARTEZ, entidad de segundo grado. A su vez, es delegado a Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), entidad que reúne a las sociedades rurales del interior del país.

En diálogo con El Semiárido reclamó “políticas activas” para el campo y ejemplificó sobre varias acciones que se podrían implementar en común entre Estado provincial y entidades representativas de los productores. En cuanto a la ganadería sostuvo que se debe “proteger a toda la cadena de la producción”.

Tras la reasunción como ministro de Producción, Sergio Freixes recibió a los representantes de las entidades del sector agropecuario de la provincia de San Luis. Entre ellos estuvo presente Ariel Ayello. Dijo que en ese encuentro acordaron lo que consideró como “un primer gesto” que fue el de dejar sin efecto el cobro del agua para consumo animal.

Quedaron en agenda varios temas para trabajar a futuro. Ayello comentó que si bien el gobierno de la provincia tiene políticas activas para diferentes sectores, no ocurre lo mismo con el agropecuario. “Políticas activas para el campo, la producción, no hay”, asegura el dirigente.

“Nosotros nos pusimos a disposición del ministro; no queremos que nos vean como que estamos en la vereda de enfrente del gobierno como ocurrió en la época del kirchnerismo”, aseguró. Por el contrario, añadió, “queremos que nos vean como socios porque en la medida que le vaya bien al campo le va a ir bien al gobierno; ha sido histórico que cuando queman las papas, el que salva a los gobiernos es el campo”.

Afirmó que a través del campo la provincia “puede crecer mucho”. Con su característica de ejemplos sencillos, Ayello lo llevó al terreno del fútbol. Dijo que existen “un montón de jugadores aislados”, como son INTA, las escuelas agrarias, los centros de vacunación, las entidades ruralistas, el plan de inclusión por el que se puede capacitar gente, San Luis Agua, entre otros mencionados.

“Estas piezas que están aisladas hay que juntarlas, potenciarlas y trabajar todos en conjunto”.

«Existen un montón de jugadores aislados(…)Hay que potenciarlos y trabajar en conjunto»

 

Trajo a su memoria que hace varios años fue presentado ante el gobierno un programa de control y erradicación de malezas tóxicas, puesto que “hay cientos de miles de hectáreas improductivas porque están invadidas por el palque o duraznillo”.

Manifestó que ese programa se podría poner en práctica mediante la supervisión de las entidades ruralistas, con el gobierno que ayude al productor en la capacitación de gente, que pueden ser aquéllos que trabajan en el plan de inclusión social.

Se entusiasma al mencionar otras acciones que estimó plausibles para el campo, como retomar el “Plan toro”, al que consideró como “una muy buena medida”, a la que se suman las retenciones de vientres y las pasturas perennes. Sólo que hay que ver de qué forma se puede empezar a “mover este andamiaje”.

En la reunión que mantuvieron las entidades del campo con Freixes se avanzó en la metodología. Ayello comentó que el ministro se comprometió a visitar con su equipo a cada una de las entidades para tratar puntualmente los problemas de cada zona.

Después de que se hagan estas intervenciones puntuales, se pasaría a otra etapa mediante la cual se acordarían políticas generales de trabajo. “A eso debemos apuntar”, destacó.

Respecto de la ganadería, consideró que “debemos defender localmente al criador, al engordador, al abastecedor, al frigorífico local. Tenemos las herramientas para proteger a toda la cadena de la producción”.

También reclamó que haya crédito para la ganadería, dado que la cadena productiva se diferencia de otras por el tiempo que demanda la puesta en marcha hasta los primeros resultados económicos del trabajo con los rodeos.

“Nosotros queremos productores genuinos que trabajen en sus campos, porque eso le da vida al interior del país. Hay que volver a llevar la gente al campo, dado que hay servicios que dan calidad de vida”. Hay un aspecto sociológico cualitativo al que hace mención Ayello, mediante el cual hay una sustancial diferencia entre el trabajo y la producción de una empresa agropecuaria respecto de un productor que vive y produce en el campo.

Volvió a reiterar que hacen falta “reglas claras” en la aplicación de las políticas, que sean a largo plazo y perduren en el tiempo sin cambios. Que no vaya a ocurrir como con el tema de las retenciones que se volvieron a aplicar y “nos cambiaron las reglas de juego a mitad de camino”.

 

Producción de El Semiárido