Avisá al Senasa: qué enfermedades de los porcinos debemos detectar y notificar

Avisá al Senasa: qué enfermedades de los porcinos debemos detectar y notificar

Compartir

Ciertas enfermedades de los cerdos provocan graves consecuencias sanitarias y económicas en los países donde están presentes. Para prevenirlas, el Senasa indica cómo conocerlas.

En este sentido, existen tres enfermedades virales de los porcinos sobre las cuales hay que poner especial atención: peste porcina africana, peste porcina clásica y síndrome respiratorio reproductivo porcino (PRRS).

El estado sanitario de Argentina como “país libre” respecto a estas enfermedades le brinda una condición ventajosa cuando se negocia el intercambio de animales y sus productos con otros países. Esto es así porque su presencia no solo afecta a la producción, sino que luego puede traducirse en trabas o condicionamientos para el comercio internacional.

A fin de evitar su introducción al país y mantener este estatus sanitario, el Senasa lleva a cabo diversas actividades, como controles en las importaciones de cerdos y productos porcinos (posibles vehículos de estos virus), controles en las fronteras, y requisitos de importación actualizados para cada país, acordes a su situación sanitaria respecto a estas enfermedades. Asimismo, se realizan muestreos a nivel nacional para monitorear el estado sanitario de las granjas.

Si bien el Senasa cumple un rol fundamental en la prevención del ingreso de estos virus al país, es también responsabilidad de los productores, veterinarios y demás actores del sector productivo aplicar medidas de bioseguridad, reconocer la enfermedad y comprender la importancia de su detección precoz y contención en el caso de que ingresara.

Con este objetivo, la principal indicación para el público general consiste en no ingresar productos derivados de porcinos sin autorización del Senasa. Mientras que para veterinarios y productores, algunas de las principales medidas de prevención son: no alimentar a los animales con desperdicios, mantener limpios los corrales y sus alrededores, usar ropa exclusiva para la granja, restringir al máximo las visitas de personas ajenas y no ingresar animales, semen ni subproductos porcinos sin certificación sanitaria.

El Senasa resalta la importancia de la “detección precoz”, cuyo objetivo principal consiste en disminuir el impacto directo de la presencia de enfermedades, evitar su diseminación y facilitar su contención y posterior erradicación. De esta manera, también se reducen las pérdidas en la producción y en el comercio internacional. En estos aspectos, la notificación es esencial y para ello, las formas de contacto son:

• En las oficinas del Senasa –comunicándose personalmente o por teléfono (las ubicaciones se pueden consultar a través de la web del Organismo)–.
• A través de la app “Notificaciones Senasa”, disponible solo en Play Store.

De esta manera, se podrá mejorar la sensibilidad del sistema de vigilancia y los veterinarios del Organismo se pondrán en conocimiento para evaluar cuáles son las acciones correspondientes a seguir en cada caso.